| EEUU +1 (786) 220 3288 o Perú 518-3333 anexo 4675 admisionesposgrado@usilmiami.com

Hoy vamos a compartir contigo un pequeño secreto. Para alcanzar el éxito no hay formulas mágicas. No hay llaves maestras que abren cualquier cerradura. Todos hemos leído artículos por el estilo, pero lo cierto es que el mejor consejo ya te lo dieron hace mucho tiempo… y no te gustó.

Es verdad que para emprender se requieren cualidades y habilidades que facilitarán el proceso. Es verdad que es importante el saber evitar distracciones y también el distraerse de vez en cuando. Hay muchos factores que hacen más o menos posible el alcanzar el éxito. Pero solo hay un gran consejo y te lo repetimos, no te gustó.

Todos hemos leídos miles de artículos, lecciones y listas sobre como cambiar tu vida, las leemos porque nos sentimos perdidos y buscamos una guía.  Pero la llave del éxito no existe, no hay un gran secreto, solo hay una realidad y si, es ese consejo que te dieron tus padres hace mucho tiempo:

“Tienes que trabajar duro, porque es la única cosa que da resultado. Es la única manera de obtener lo que quieres.”

Si, el viejo trabajo duro. Es cierto que hay algunos afortunados que han recibido todo en la vida fácil. Pero la enorme mayoría de los empresarios, creativos, deportistas, científicos y en general todas las personas de éxito, trabajan duro.

Muy duro. Por eso les hablamos días atrás del difícil estilo de vida de los emprendedores.  Parte de ese trabajo duro pasa por prepararse intelectualmente para hacer frente a los retos de la vida profesional y por ello, entre otras cosas, les hemos recomendado leer mucho. Pero la clave sigue siendo el trabajo honesto y duro.

Cuando buscas una clave del éxito estas buscando atajos. Buscas una forma garantizada de lograr una victoria fácil, un método a prueba de tontos. Pero nada de eso existe. Lo único que funciona en la enorme mayoría de los casos de éxito es ese consejo tan conocido y repetido. Un consejo que para muchos puede ser el peor, porque es duro y complicado. Además de que ya lo sabemos y no nos gusta que nos lo repitan:

Hay que trabajar duro, esforzarse, no darse por vencido si se quiere alcanzar el éxito en los negocios y en la vida.

No importa cuantos artículos leas sobre la clave del éxito de grandes empresarios como Mark Zuckerberg o Steve Jobs o Jack Dorsey, lo cierto es que todos ellos han trabajado duro. Con más o menos suerte, pero todos se han esforzado para llegar donde están. Ya sea que tuvieran una idea millonaria o que surgieran desde abajo.

No basta con creer en ti mismo, ejercitarte y comer de manera saludable. Esas cosas son importantes, pero no cerrarán tratos, dirigirán proyectos o conducirán tu compañía. No hay manera de evitar el tener que dedicar horas de trabajo. Sin excederse por supuesto. Trabajar en exceso tampoco te ayudará a tener éxito, e incluso si lo alcanzas ¿Será a que costo?

Hay que trabajar, pero hacerlo con inteligencia. Con astucia, con energía. Solo así se alcanza el éxito.

 

[fc id=’25’ align=’left’][/fc]