| EEUU +1 (786) 220 3288 o Perú 518-3333 anexo 4675 admisionesposgrado@usilmiami.com

Todos tenemos o aspiramos a un empleo. Y una de las características que más evaluamos es como nos sentimos en la oficina. Hay distintos ambientes de trabajo, que son más o menos productivos y satisfactorios.

Además de la remuneración, el sentimiento general de molestia o entusiasmo con tu vida laboral es uno de los elementos más importantes al elegir un trabajo. Lo productiva que sea tu labor diaria es un punto de gran importancia, al igual que las posibilidades de crecimiento.

Claro, no hay un ambiente perfecto. Todos tienen elementos positivos y negativos. En cada uno se combinan cualidades de distintos tipos de ambiente laboral, dependiendo de las características individuales del negocio o empresa.

Entrepeneur compiló una lista en la que definió los cinco ambientes de trabajo más exitosos, así como los cinco peores. ¿En cuál de estos se ubica tu actual empleo?

Empecemos por los mejores:

1.- Ambiente de Escepticismo Abierto

En  un ambiente de escepticismo todo es cuestionado y el hacer preguntas es bien visto. Cualquier nueva idea es sometida al escrutinio del grupo y el comparar la propuesta con el modelo existente es habitual. Las preguntas motivan el debate y así todos aportan en la decisión de la dirección que tomará la empresa. Nadie es juzgado por sus ideas y todas las opiniones son consideradas.

2.- Ambiente Individualizado

Dentro de este tipo de ambientes, los trabajadores de la oficina tienen gran libertad y flexibilidad para trabajar a su manera. Algunos individuos podrán trabajar desde casa si eso no interfiere con su productividad. Otros podrán trabajar en horarios flexibles o ajustar su espacio de trabajo y mobiliario a su gusto. Todos trabajan de una manera distinta y esto no solo es apoyado, sino que la empresa abraza la individualidad.

3.- Ambiente “Sin Muros”

La ausencia de muros y de cubículos de trabajo hace que todo el equipo trabaje junto. No hay oficinas o espacios cerrados y si los hay es a puertas abiertas. Los trabajadores pueden hablar libremente unos con otros. Estos ambientes tienen un área de descanso común, y se apoya la creación de equipos para inspirar el espíritu de cooperación y aprecio entre compañeros de trabajo.

4.- Ambiente de Retroalimentación Mutua

La honestidad es uno de los valores que se impulsa en este tipo de organización. La retroalimentación entre los miembros del equipo de trabajo es la forma de comunicación principal. Cuando un trabajador debe mejorar su desempeño se le dice. Cuando el enfoque de un jefe es ineficiente también se dice. Los trabajadores confían en que recibirán o podrán dar su opinión y todos mejorarán gracias a la retroalimentación.

5.- Ambiente Unificado

Un ambiente unificado invita a los trabajadores a operar como individuos, pero aun así a enfocarse en el éxito del equipo. Este tipo de ambiente laboral impulsa al equipo a fijarse metas como equipo, pero permite que las personas formen grupos pequeños para completar tareas. Los empleados se organizar para trabajar juntos, pero se hacen responsables de manera individual sobre su propio trabajo.

Ahora pasemos a los peores ambientes de trabajo:

Ambiente de Trabajo Hostil

1.- El Ambiente de 9 a 5

Este nombre describe al ambiente de trabajo clásico. No se refiere solo al tema de las horas de trabajo, sino a la mentalidad de que todo el trabajo debe seguir normas estrictas. El cumplir un horario, una manera de vestir, protocolos y operaciones estrictas. En estos trabajos se restringe la creatividad y la individualidad del equipo. Se espera un cumplimiento a rajatabla de las órdenes y de la metodología de trabajo establecida desde siempre.

2.- Ambiente Compartimentado

Este es el reflejo negativo del ambiente enfocado en la individualidad. En lugar de darle flexibilidad al individuo, en este caso se les obliga a actuar en solitario. Se les separa en compartimientos aislados, lo cual arruina el desarrollo de la mentalidad de equipo. Esto fomenta un sentimiento de aislamiento y hasta de resentimiento hacia la empresa.

3.- Ambiente “Nadar o ahogarte”

En un ambiente de este tipo solo hay éxito o fracaso. No hay medias tintas y normalmente el fracaso es inaceptable. Todo es visto en blanco y negro, lo cual no permite a las personas aprender de sus errores. El simplemente tener un error es inaceptable, e incluso se falla en reconocer que incluso si se alcanza una meta, el proceso puede mejorarse. Una oficina debe tener espacio para los grises, al igual que la vida.

4.- Ambiente Castigador

Se refiere a esos ambientes laborales donde se olvida el reconocer el buen comportamiento o resultados pero de igual forma se penalizan los errores. Es el típico empleo donde se ven las fallas, pero no los logros. Hay consecuencias por no alcanzar metas o no cumplir con procedimientos, pero no recompensas por un trabajo excepcional. Este tipo de ambientes busca motivar mediante el miedo, lo cual rara vez es efectivo.

5.- Ambiente de Sistema de Clases

En este ambiente algunos empleados son objetivamente mejores que otros. Los jefes nunca se equivocan y los líderes no pueden ser cuestionados. Los empleados deben seguir órdenes ciegamente. Este tipo de trabajo genera resentimiento y hace que se pierda el foco en las ideas o la productividad.

¿Que cualidades reconoces en tu propio ambiente de trabajo? Puedes decírnoslo en los comentarios.

[fc id=’25’ align=’left’][/fc]