| EEUU +1 (786) 220 3288 o Perú 518-3333 anexo 4675 admisionesposgrado@usilmiami.com

Estamos viviendo una época de optimismo tóxico, de pensar que todo el mundo puede hacer cualquier cosa, se ha instalado el pensamiento de que no importa la capacidad que uno tiene, lo importante es querer y con eso es suficiente para triunfar, sin necesidad de emplear ningún esfuerzo.

Antes de seguir, nos gustaría que vieseis este vídeo de Odin Dupeyron, una obra de arte en cuanto a análisis de la situación actual.

Evidentemente, la pasión es fundamental para llegar ser cualquier cosa en la vida, pero no es suficiente, existen otras dos variables que son mucho más importantes, la capacidad y el esfuerzo.

10.000 horas, la medida de la profesionalidad

De todos es conocida la teoría de las 10.000 horas, que defiende la necesidad de dedicar esa cantidad de tiempo para ser experto en cualquier actividad, esto significa que empleando 8 horas diarias se tardarían casi tres años y medio en alcanzar el grado de habilidad necesario para ser considerado bueno en esa actividad, esto es un gran esfuerzo.

Por otro lado, recientes estudios nos muestran que es la capacidad de las personas la que determina la cantidad de horas que habrá que emplear para alcanzar el grado de perfección necesario, pudiendo ser el esfuerzo realizado menor o mayor de las 10.000 horas, dependiendo del talento que posea la persona.

Esto nos lleva a una serie de conclusiones:

  1. Cuando no se tiene pasión es imposible dedicar todo el tiempo que se necesita para convertirse en un experto.
  2. Sin esfuerzo no se puede alcanzar ninguna meta.
  3. Sin capacidad puedes dedicar todo el esfuerzo que quieras, puedes poseer una gran pasión, pero no llegarás a ser muy bueno en lo que haces.
  4. Si algo te apasiona, pero no estás dotado para realizarlo, no importa, puedes hacerlo de todos modos pero no esperar alcanzar un gran éxito con ello.
  5. Si logras conjugar tu capacidad con tu pasión eres una persona afortunada, y todo te costará menos esfuerzo y tiempo.

Es interesante destacar que existen muchas áreas de actividad de la vida que no necesitan de unas capacidades especiales para ser experto en ellas, por lo tanto,  formación y dedicación marcarán el grado de conocimiento de esas materias.

[fc id=’25’ align=’center’][/fc]