| EEUU +1 (786) 220 3288 o Perú 518-3333 anexo 4675 admisionesposgrado@usilmiami.com

Las expectativas laborales en el pasado solían resumirse en mantener el mismo empleo por un largo tiempo, escalar posiciones hasta un cargo importante y tener un buen salario. Para los Millennials las expectativas son muy diferentes, salvo en el tema del salario.

De acuerdo a un estudio de ManpowerGroup, los Millennials, que en 2020  representarán más de la tercera parte de la fuerza laboral del mundo, tienes aspiraciones distintas a las tradicionales. Por ello las grandes empresas que planean reclutar talento en las filas de los nacidos entre 1981 y 1994, buscan saber cuales son.

El estudio, titulado “Millennials: una carrera profesional para mí,” revela que la mayor prioridad es ganar mucho dinero, seguida poder hacer una contribución a la sociedad, trabajar con grandes personas y finalmente, ser reconocidos como expertos.

Si bien la progresión natural de sus carreras ha llevado a grandes cargos a los mayores de esa generación, no es su prioridad. Para estos jóvenes profesionales, las dotes de liderazgo no son lo más relevante.

Para este estudio se entrevistaron a 19.000 jóvenes de 25 países y en el análisis, las preferencias coinciden, aunque varían en orden de país en país. Por ejemplo, en España la primera prioridad es hacer una contribución a la sociedad con su trabajo. Le sigue una buena retribución económica, ser reconocidos como expertos y trabajar junto a grandes personas.

La carrera de los Millennials

De acuerdo al estudio, en el caso de los jóvenes españoles, la progresión de sus carreras supera al aspecto económico como prioridad. El 85% de los Millennials cambiaría a otro empleo de salario similar si incluyera más opciones de formación y crecimiento profesional.

Antes que en sus cualidades de liderazgo (25%), piensan en desarrollar sus competencias (75%). Alcanzar el más alto nivel técnico es la principal meta, así como el desarrollar habilidades personales, de comunicación y trabajo en equipo.

El emprender en una empresa propia es la aspiración del 15% de ellos, mientras que 7% desea estar en la cima de una organización, con solo 1% expresando un deseo por dirigir a otros. Los hombres son los que más desean puestos de dirección, tendencia que se aprecia a nivel mundial.

Son el 27% de los hombres contra el 21% de las mujeres en el caso de España. El liderazgo es secundario y tener el papel de jefe no despierta tanto interés.

Otro detalle relevante que resalta el estudio es que la estabilidad laboral no es entendida de la manera que era anteriormente. Para los Millennials, la estabilidad se traduce en ir adquiriendo habilidades que garanticen nuevas oportunidades, más que conservar el mismo trabajo toda la vida.

Sus conocimientos digitales les convierten en una adición importante para cualquier empresa, aunque les cuesta adaptarse a modelos jerárquicos, prefiriendo los entornos colaborativos.

El consejo para esta generación es que reduzcan sus expectativas salariales iniciales, a favor de priorizar una trayectoria ascendente. Desarrollar las competencias interpersonales, la capacidad de comunicación y trabajo en equipo también son primordiales. Dos años de permanencia en un empleo son suficientes para cambiar a otro.

El informe también indica que en general están contentos con sus superiores en sus empleos actuales. Sin embargo no están satisfechos y consideran que su estilo de gerenciar es mejor a la hora de escuchar, dar feedback y motivar al equipo que el de sus jefes.

Pueden ver la infografía Mundial y Española del estudio en los siguientes enlaces:

[fc id=’25’ align=’center’][/fc]