| EEUU +1 (786) 220 3288 o Perú 518-3333 anexo 4675 admisionesposgrado@usilmiami.com

Para alcanzar tus metas necesitas dos cosas, un mapa y un motor. El mapa te lo pueden dar programas de formación, libros, etc. Pero eso no es suficiente, necesitas un motor, algo que te impulse al éxito.

Ese motor es tu mentalidad así que si te sientes atascado en la búsqueda de tus metas, seguramente tiene que ver con tu mentalidad. A continuación listamos siete creencias que te limitan.

El éxito ocurre de la noche a la mañana

Steve Jobs una vez dijo que el éxito de la noche a la mañana tiene detrás un largo proceso. Muchos creen que si tienen una idea destinada a llevarles a la cima, lo alcanzarán de inmediato. El éxito no es algo milagroso, es algo que requiere mucho trabajo y puede tardar más en llegar de lo que pensamos.

El éxito ocurre sin fracasar

Winston Churchill sostenía que ser exitoso consiste en poder fracasar y fracasar sin perder el entusiasmo. La razón es simple, las personas exitosas tienden a intentarlo más. En consecuencia, tienden a  fracasar más. No quiere decir que intentemos emprender pensando en fracasar, siempre hay que pensar en tener éxito, pero si fallamos hay que seguir intentando.

El éxito depende del talento natural

Pensar que nunca seremos exitosos porque no tenemos el talento natural para ello es una creencia derrotista que nos condena. Que seas malo en algo hoy no quiere decir que lo serás siempre. Si te esfuerzas mejorarás tus habilidades a través de la práctica. Evidentemente el talento existe y es una realidad, pero el trabajo duro también conduce al triunfo.

Solo los mejores tienen éxito

Esta creencia tiene mucho que ver con la anterior y es igual de falsa. Fíjate en el caso de los escritores famosos. ¿En realidad crees que la autora de Twilight es mejor escritora que Gabriel García Márquez? No. Nunca se ganará un premio en la vida. Pero eso no le impidió haber vendido más de 100 millones de libros.

El éxito depende mayormente de la suerte

Es cierto que hay personas afortunadas, pero la mayoría de los emprendedores exitosos han tenido una idea y la han visto fracasar. Han tenido otra y han fracasado de nuevo y así una y otra vez. Hasta que finalmente lo logran. ¿Ha sido porque finalmente tuvieron suerte o fue por su perseverancia?

El éxito ajeno me afectará

Esta es una idea nociva y errónea. Volvamos al ejemplo de los escritores. Las franquicias Twilight, Vampire Diaries y The Southern Vampire Mysteries (True Blood) llegaron a coincidir en el tiempo. Todas tratan del tema de los vampiros, todas tienen historias de amor. Todas fueron adaptadas, ya sea a la televisión o películas. ¿No triunfaron? Que a alguien le vaya bien en tu ramo no impide que tú también triunfes.

La oportunidad nunca llega dos veces

Esta es otra creencia sumamente perniciosa. Creemos que la oportunidad de nuestras vidas solo vendrá una vez y que si la dejamos escapar estamos condenados. Fíjense en el caso de Noah Kagan, el empleado 30 de Facebook. Fue despedido poco antes de que la empresa cotizara en bolsa, perdiendo la oportunidad de cobrar una verdadera fortuna por sus acciones. Luego renunció a Mint.com renunciando a sus opciones de acciones que le habrían dejado grandes dividendos. Hoy es el fundador de AppSumo y su empresa marcha bien.

La oportunidad volverá a tocar a tu puerta, incluso cuando lo arruines. El éxito empieza en tu cabeza, creyendo que es posible y trabajando duro para alcanzarlo.